Mis novelas

El secreto de Lena y En la oscuridad del Edén son mis primeras novelas, hoy en día las escribiría de otra forma, no obstante, siento una gran ternura por ellas, con ambas me di cuenta de que mi deseo de ser escritora era más fuerte que lo que yo misma creía en un principio. Los argumentos y los géneros de una y otra son muy diferentes entre sí: mientras en el El secreto de Lena juego con narración psicológica, En la oscuridad del Edén con la fábula, pero en ambas siempre hay esa necesidad de ir un poco más allá, de buscar una cierta profundidad en los personajes y en lo que sus vivencias significan.