TEMPLO

La sangre encierra en tus párpados un sueño
sangre no derramada no escrita
que colma tus sienes y besa tu frente
que transita por un aire rojizo

Coágulo del despertar inerte
otoño perpetuo en el bosque inhabitado
donde la hierba y cualquier flor es cercenada
donde la caricia se rompe y el deseo afloja las pérdidas

Ídem impávido,
trasfusión en un mismo cuerpo
sueño inmortal sobre una tierra de lombrices
amígdalas del Ser y de la duda

La sangre encierra en tus párpados un sueño
sustrato del alma inacabada
ardid de hojarasca
viento que arrasa las intenciones
candidez destinada a escarbar el sepulcro

Negrura del Ser
luz de la ausencia
sutura del olvido

Deja un comentario